"Todo se reduce a la esperanza" Daisaku Ikeda

viernes, junio 18, 2010

TALLER DE COSTURA

¿Quién me encajó a la medida de este abrigo
que me habla en la noche y gime al biés?

¿Quién me cosió a la brújula sin norte,
me dio un patrón para aprender a morir?

Estiro los brazos y enrosco
esa bombilla.
La luz es mínima,
centellean mis piernas.

Hoy vivo en un vestido de luciérnaga
que cubre de almidón mi sombra.

13 comentarios:

  1. Quien te encajara en ese abrigo, María, nos hizo felices a todos los que tenemos el placer de leerte.

    Fue un gustazo verte anoche.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ya lo sabíamos pero comprobarlo una vez más, poema tras poema en este blog tuyo, nos emociona.

    (Escribes de pm, María... Date más y más rienda, por favor).

    Tus papelitos en el muro nos encantan.

    Ah, y nos reafirmamos en que te vengas a ver nuestra propuesta y valores después tus ganas de sumarte a nuestro común des-empeño.


    Un abrazo nada anónimo...

    ResponderEliminar
  3. Bien, María, bien. Es más, diría: muy bién, me gusta mucho. Como dice nuestro accionista minoritario - gran escritor, por cierto - es un buen ejercicio de des-empeño literario. Enhorabuena, amiga. Con cariño.

    Port

    ResponderEliminar
  4. María, he entrado en tu post inexistetente Geografía y me he encontrado con el taller de costura. Toca, retoca, los cabos y los golfos, los ríos y los valles y enséñanos tu Geografía.

    ResponderEliminar
  5. María, que bien me hace leerte y cuanto te echo de menos, cuando no lo hago. Así que, a pesar de lo que quiero a nuestro Accionista Minoritario, no se te ocurra irte a sumar a ningún sitio donde no te veamos, porfa.
    Me ha gusto mucho ese taller de costura que has creado compañera.
    No vemos pronto. Un beso de luciérnaga, para que no te pierdas.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cómo me gusta!
    Cuando te vea me tengo que acordar de decirte... "María, ese poema tiene que salir de tu voz" Ya sabes, podría ser en Septiembre ¿no?
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Nueva entrada http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Gran modista, de alta costura.
    Buen patrón, una gasa delicada y magníficas puntadas.

    Enhorabuena por este taller de costura. Todo aquello que surge de manos artesanas, con mimo y cariño, siempre tiene el mejor acabado...y lo has demostrado.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda alguna, es uno de mis favoritos. Me considero audiencia de lujo, recuerdo el frío y la tenue luz en torno a nuestra mesa con paño bordado y cómo esa llama, casi de vela, de taller de costura funcionando a altas horas de la madrugada en invierno, nos iba calentando el archipiélago que nos une y bordea.

    Estoy convencida de que pronto estos poemas de armario y tela se publicarán en un bello formato. Y ahí estaré yo, en primera fila, para seguir disfrutando.

    Gracias por todo lo dado: tiempo y espacio.

    Nel

    ResponderEliminar
  11. Gracias por vuestros comentarios tan alentadores y perdonad la tardanza en responder, a veces la ausencia. Mañana estaré de vacaciones y prometo en unos días más entradas, más comentarios, reflexiones de un verano que, como decía no sé qué escritor, no es buen tiempo para la lírica.
    M

    ResponderEliminar
  12. Un verdadero almacen de sugerencias, querida Maria. Me ha encantado el poema.

    Te aseguro que llevo varias noches leyéndolo, a ver si se me pega algo.

    Espero que sea verdad que estas vacaciones nos vas a acompañar con más belleza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hermoso poema. Se lee, y le tiembla a una el alma. Estupendo! Enhorabuena.
    Un abraz0

    ResponderEliminar