"Todo se reduce a la esperanza" Daisaku Ikeda

sábado, marzo 05, 2011

EL BUZÓN VACÍO


Hundidos en el mar tus ojos ya no bailan,

sólo esperan noticias

de un amante que te quite la sed,

y ese pavor antiguo que te alisa el cabello,

sujeto al pensamiento con dolor.


Deseas,

y un eco arrecia contra ti.


Pero sigues mirando al otro lado,

– quizá venga.


Abres con devoción

caminos en tu mano;

aguardas ese cuerpo que te abrigue.

11 comentarios:

  1. Que bonito María, me gusta mucho.
    Cada vez lo haces mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. sólo esperan noticias

    de un amante que te quite la sed


    ¡¡Maravilloso!!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades amiga. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  4. Cada verso de este poema es para guardarlo: abres con devoción caminos en tu mano... o cualquier otro.

    Genial este poema lleno de sugerencias de momentos que, probablemente, todos hemos vivido alguna vez.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Bueno mi niña, parece que el finde te inspiró... ¡Qué bueno!. "Abres con devoción caminos en tu mano" o ese amante esperado para quitar la sed, que ya destaca Solateras. Me encanta. Ganas de leerlo contigo ¿el lunes?.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  6. Cuerpos de papel que dibujan tu rostro al despertar, dedos que te perfilan cuando duermes,

    Letras que contornean tus geografías ocultas, sonrisas en las nubes, guiños en cada estrella.

    Todo se desvanece al abrir el buzón y encontramos el vacío.

    thank you for writing as you always do, dear Mary.

    ResponderEliminar
  7. “Abres con devoción
    caminos en tu mano”

    Hermoso poema, María, muy hermoso y no ajeno a mi memoria. Pero también recuerdo que hay que mirar las dos manos. Los surcos de una mano son el bagaje, los de las otra nuestro futuro sin escribir...allí se inauguran nuevos caminos de la mano y del corazón.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. En todas partes hay un amor que está esperando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. "...de un amante que te quite la sed,
    y ese pavor antiguo que te alisa el cabello,
    sujeto al pensamiento con dolor..."

    "Abres con devoción
    caminos en tu mano;
    aguardas ese cuerpo que te abrigue"

    A veces, muchas veces, dices cosas tan bonitas...

    Port

    ResponderEliminar
  10. Todos esperamos esa carta que nos llegue al buzón del alma.
    Un poema precioso. Felicidades.

    Un beso

    Mila

    ResponderEliminar